2 minutes

Mucho se ha dicho sobre los bajos niveles de educación en México, sin embargo, es muy poco conocido que varios mexicanos han puesto muy en alto el nombre de su nación en concursos de nivel internacional, así como demostrado la capacidad y talento en el área académica.

Mexicanos triunfando

El caso más reciente es el de la mexicana Olga Medrano Martín del Campo, quien ha causado un revuelo a través de las redes sociales, en donde se dio a conocer su historia. Se trata de una adolescente que ganó la Olimpiada Europea de Matemáticas Femenil, realizada en Bustenia, Rumania, trayendo a casa medalla de oro y la propuesta para que estudie matemáticas en una de las universidades con mayor prestigio a nivel mundial, el Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT).

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre técnicas de estudio

Dentro de esta noticia también se dio a conocer el nombre de Alka Xavier Earathu, quien en este misma olimpiada internacional obtuviera la medalla de plata.

Olga tiene 17 años y es alumna de la Preparatoria del Centro de Desarrollo Integral Arboledas. Ella participó con otras adolescentes provenientes del estado de Morelos, entre ellas Alka. Este grupo de jóvenes fueron seleccionadas tras participar y salir victoriosas en la Olimpiada Mexicana de Matemáticas, donde obtuvieron muy buenos resultados de las pruebas de aritmética, álgebra, geometría y combinatoria.

Estas mexicanas resultan un gran orgullo y ejemplo para los estudiantes mexicanos, sobre todo cuando se tiene en cuenta que en México, de acuerdo al último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se registra cerca de un 55% de bajo rendimiento de los alumnos en matemáticas.

Más historias exitosas de mexicanos

Pero esta historia no es la única que sobresale en los mexicanos, otro ejemplo de orgullo es el caso de Carlos Santamaría, quien con 9 años terminó un diplomado en Bioquímica y Biología Molecular, para la Industria Farmacéutica y Biotecnológica, en la UNAM, concluyendo con calificaciones altas. Carlos cursó tres módulos de dicho diplomado.

De acuerdo a declaraciones hechas por académicos de la máxima casa de estudios de México, se trata de un niño con “alta capacidad cognitiva e inquietudes científicas”. Resultó un hecho sin precedentes que un niño de esa edad, y quien aún cursa la primaria, haya estudiado y convivido con estudiantes de licenciatura y posgrado.

Cabe recordar la historia de Luis Roberto Ramírez Álvarez, otro niño que sorprendió en el 2013 al darse a conocer por que cursaba el bachillerato con tan sólo 10 años. Luis es considerado un niño superdotado, ya que, de acuerdo a pruebas realizadas, su coeficiente intelectual es de entre 152 y 160 puntos, similar al de Albert Einstein.

De acuerdo a un reportaje realizado por CNN, en donde lo entrevistaron en compañía de sus padres, Luis mostró su gran capacidad de aprendizaje desde corta edad, pues a los cinco años aprendió inglés y posteriormente francés, de manera autodidacta. También resaltó el hecho de que concluyó su educación primaria y secundaria en siete meses.

La última noticia que se supo de Luis, originario de Michoacán, es que se encontraba en trámites para ingresar a la Universidad de Harvard para estudiar la carrera de Ingeniería Física cuántica.

Como estos infantes hay muchas historias de éxito que demuestran que en México existe la capacidad en los niños y adolescentes para mejorar el nivel educativo.

Si te ha parecido interesante, te dejamos dos artículos relacionados: uno sobre las nuevas carreras profesionales, y otro con consejos para saber qué estudiar.

Guía gratuita sobre técnicas de estudio