2 minutes

En el área de salud aún existen muchos temas por investigar y desarrollar. Dentro de este sector, se encuentra la rama de la Química Clínica, la cual se encarga de estudiar la composición química de la materia con la finalidad de hallar una información en particular.

química clínica

La función del químico clínico es la de identificar las sustancias químicas y biológicas que puedan presentarse en distintos organismos, alimentos, tejidos, etc. También, puede encargarse del diagnóstico de enfermedades o patologías gracias al estudio de microorganismos en el laboratorio.

Esta profesión va de la mano con los servicios de salud, por lo que el profesional trabaja directamente con la microbiología, farmacología, toxicología, parasitología, fisiología, genética, etc. Sin embargo, gracias al avance de la ciencia, es posible que ahora también la Química Clínica se encargue de temas como la biotecnología y la neurofarmacología.

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre técnicas de estudio

Además, el trabajo del químico clínico exige una alta y seria bioética, pues el profesional trabaja directamente con información de carácter humano, lo cual es considerado como material sumamente delicado, tanto para el químico clínico como para el sujeto de investigación, por lo que las medidas de seguridad son estrictas y restringidas.

Actualmente la Universidad Veracruzana, la Universidad del Noreste, la Universidad de la Cañada son los principales centros de estudios que ofertan la carrera en su registro académico, además existen otras especialidades que pueden cursarse a manera de posgrado.

Perfil del estudiante

Frecuentemente, los aspirantes a químico clínico son egresados de bachilleratos técnicos enfocados al estudio de los laboratorios. Sin embargo, esto no siempre es así, por lo que se espera que el estudiante a Química Clínica tenga las siguientes características.

  • Conocimientos básicos de las ciencias biológicas, químicas, físicas, etc.
  • Experiencia en el trabajo de laboratorio o al menos conocimiento inicial de éste.
  • Interés por la observación y la experimentación.
  • Manejo básico de equipo instrumental del laboratorio clínico.
  • Capacidad para la resolución de problemas inmediatos.
  • Habilidades de lectura y comprensión de ésta.
  • Capacidad para el trabajo en equipo.
  • Actitud de servicio.
  • Gusto por la ciencia y la medicina.
  • Disciplinado y ordenado.
  • Discreción para manejar información privada.
  • Ética e integridad.

Salidas profesionales de la Química Clínica

El trabajo de un químico clínico es, principalmente, en el área de salud. Dentro de ésta, puede desarrollarse tanto en el ámbito público como en el privado. Los principales empleos en los que puede insertarse son:

  • Consultorios u hospitales privados y/o públicos.
  • Laboratorios de análisis y diagnóstico clínicos.
  • Laboratorios de investigación epidémica.
  • Laboratorios asociados a la investigación judicial o peritaje.
  • Institutos de investigación en salud pública.
  • Farmacéutica.
  • Docencia.

Profesiones relacionadas con el sector

El profesional en Química Clínica, cuenta con diversas especialidades que puede desempeñar de manera autónoma o en instituciones encargadas de dichas áreas.

  • Químico bacteriólogo parasitólogo.
  • Químico inmunológico.
  • Químico hematólogo.
  • Químico farmacobiólogo.
  • Conferencista o capacitador profesional.
  • Investigador independiente.

El trabajo de la Química Clínica es sumamente valioso para la salud pública, pues son necesarios profesionales y expertos en el tema para una correcta identificación y tratamiento de enfermedades o epidemias.

Guía gratuita sobre técnicas de estudio