3 minutes

El mobbing, también conocido como bullying laboral, es un problema dentro del área de trabajo, abarca desde burlas y humillaciones hasta llegar al acoso, incluso sexual, pasando por violencia o agresión física y/o verbal.

Mobbing

Es una problemática que la mayoría de las víctimas calla por temor a represalias, además, no existe suficiente información al respecto y en la mayoría de las empresas no proveen de los medios para efectuar una denuncia, teniendo como consecuencia que los agresores no reciban el castigo de la justicia y la víctima tiende a detener su crecimiento profesional.

New Call-to-action

¿Qué es el mobbing?

En el Congreso sobre Higiene y Seguridad en el Trabajo, en 1990, el Dr. en Psicología del Trabajo, Heinz Leymann, quien actualmente se trabaja en la Universidad de Estocolmo como profesor, definió, por primera vez, el término de mobbing como episodios donde el victimario realiza violencia psicológica de manera excesiva, consciente y frecuentemente, en un largo tiempo, hacia otra persona(s), es decir, la víctima, en el contexto laboral.

De acuerdo al Dr. Leymann, el agresor tiene como objetivo aislar a su víctima(s), dañar su reputación e imagen, afectar en sus tareas del trabajo, obteniendo el despido o renuncia de su víctima.

De acuerdo a Iñaki Piñuel, profesor de la Universidad de Alcalá de Henares y experto en acoso laboral, asegura que, para ser considerado acoso, la persona que causa el hostigamiento psicológico, llamado victimario, debe realizar de manera frecuente, dos o más veces a la semana en un plazo mayor a seis meses.

Generalmente es realizado por mandos superiores, conocido como descendente, aunque también existe entre los mismos compañeros de trabajo (horizontal).

Datos acerca del mobbing

De acuerdo a una entrevista realizada por la agencia de noticias Notimex a Fernando Calderón, Director de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de la OCC Mundial, asegura que 4 de cada 10 personas han sufrido acoso laboral en sus centros de trabajo.

De acuerdo a una encuesta realizada por OCC Mundial:

  • 51% de los profesionistas en México han sido víctimas de bullying laboral.
  • 12.2% han sufrido de mobbing.
  • 69.5% de los encuestados no conocía el término mobbing.

¿Cómo detectar el mobbing?

Existen cinco principales maneras de detectar si se es víctima de mobbing:

  • Burlas o insultos.
  • Bromas pesadas.
  • Exclusión
  • Humillación.
  • Exceso en la carga de trabajo.

Existen señales muy obvias, como las palabras que hacen sentir a la víctima humillada o con temor, aquí más señales para detectarlas:

  • Elevan la voz, gritan, con intención de intimidar.
  • Inventan y difunden rumores, chismes y/o calumnias acerca de la víctima.
  • Desvalorizan y minimizan el trabajo realizado.
  • Carga de trabajo exagerada, suman más labores sin permitir terminar las anteriores, exigiendo el cumplimiento de todas al mismo tiempo y con gran calidad.
  • Desvalorizan la capacidad del empleado, asignando tareas menores que humillan la preparación de la persona.
  • Hay regaños, insultos y humillaciones en público (dentro del mismo equipo de trabajo).
  • Ridiculizan a la víctima mediante actividades o comentarios.
  • Amenazas verbales, con referencia a actividades propias del trabajo.
  • Agresiones físicas y psicológicas.
  • Insinuaciones y/o proposiciones sexuales.

¿Qué hacer en caso de ser víctima de mobbing?

  1. Identifica. Con las señales expuestas puedes identificar cuál es el tipo de bullying o acoso laboral del que sé es víctima.
  2. Confronta. El agresor siempre busca víctimas que aparenten ser indefensas, por lo que la víctima debe enfrentar a su agresor.
  3. Denuncia. Asiste al área de Recursos Humanos de la empresa, en caso de que eso no funcione has una denuncia en el Ministerio Público y/o en las oficinas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de tu ciudad.

¿Cómo evitar el mobbing?

La principal vía es mantener un buen ambiente y cultural laboral, mediante estrategias creadas e implementadas por el Departamento de Recursos Humanos. También es importante que exista una vía de comunicación en la que los empleados puedan denunciar este tipo de situaciones. Y si te das cuenta que un compañero es víctima de burlas, chismes o humillaciones, evitar ser parte de ese “juego” y orientar a la víctima acerca de las denuncias.

Es importante poner un alto a las primeras señales de bullying, que comienzan con burlas y se convierte en acoso laboral.

New Call-to-action