2 minutes

No, no se trata de una falta de ortografía, ahora se llaman Gefes, ¡con “G”! ¿La razón? Diversos estudios sociales y laborales revelan que son muchos los factores que influyen en la productividad de los empleados, desde el ambiente físico (colores, aromas, ergonomía del mobiliario, texturas), el ambiente laboral, la cultura organizacional, flujo de comunicación, por mencionar algunos. En el presente, muchas empresas han sustituido a los tradicionales jefes, por líderes que muevan a los empleados de manera positiva a trabajar en equipos e incrementar su rendimiento laboral.

Gefe, Gestores de Felicidad

La tendencia apunta a que los jefes dejen de ser la figura de autoridad que impone para convertirse en Gefes, es decir, Gestores de Felicidad. Expertos en desarrollo y cultura organizacional y recursos humanos, concuerdan que la persona que lidere una empresa debe ser un profesional que se preocupe por el bienestar de los empleados anteponiéndolo a los intereses de la organización.

¿Qué características debe tener un Gefe?

  •         Empatía
  •         Capacidad de trabajo y formación de equipos
  •         Habilidades de comunicación
  •         Destrezas para motivar
  •         Creatividad
  •         Intuición

New Call-to-action

¿Cuál es el perfil profesional de un Gefe?

Debido a las funciones que desempeñaría este puesto laboral, se requiere que tenga una formación profesional con estudios como:

No es necesario que cubra todo el perfil, es preferible elegir a los profesionales que tengan los aprendizajes ideales para alcanzar los objetivos de la empresa y colaboradores. Sobretodo tener consciencia que sus compañeros son seres que merecen ser tratados como personas mediante un desarrollo personal.

¿Cuáles son las funciones de un Gefe?

Es el encargado de dirigir al equipo de trabajo, de motivarlos e incitarlos a sacar su máximo potencial, mediante estrategias adecuadas para lograr un buen desempeño laboral, respetando el lado humano del colaborador y logrando aprovechar su talento.

Es quien tiene contacto directo con las personas que en la empresa laboran, haciéndolas sentir parte de la misma. Motiva a los colaboradores a alcanzar las metas mediante el trabajo en equipo, aprovechando las aptitudes y experiencias de cada miembro, sin importar su generación o profesión.

Invierte en cursos y talleres que ofrezca a sus compañeros las herramientas necesarias para mejorar como empleados, profesionales y personas.

¿Por qué las empresas deberían contratar un Gefe?

Porque será una persona que ayude a los colaboradores de la empresa a alcanzar sus metas personales, profesionales y laborales.

En décadas anteriores los empleados eran tratados como robots, pues el principal objetivo de las organizaciones era obtener mayores ganancias. Las condiciones laborales no eran las adecuadas. Por el contrario, los Gefes tiene como objetivo lograr la felicidad del empleado dentro de la empresa, que se ponga la camiseta y no se sienta sólo como un medio para beneficios económicos de los dueños y socios de la compañía, sino que es pieza clave para que el lugar donde trabaje alcance sus objetivos poco a poco.

El Gefe es quien se encarga de conseguir un ganar – ganar, de los empleados y la organización, mediante la felicidad de sus compañeros.

Aunque por ahora es una tendencia, va en aumento. Por eso los perfiles de las personas que se buscan para ser CEO son habilidades propias de un líder y muchas empresas han aplicado estrategias de desarrollo organizacional. Teniendo como prioridad el bienestar de las personas que en ella colaboran, comprendiendo que esto traerá mejor desempeño laboral y mayor productividad y resultados para la compañía.

En México, las empresas internacionales traen las novedades organizacionales, como los líderes, y probablemente pase lo mismo con los Gefes.

New Call-to-action